Tecnología japonesa al servicio del agricultor



En el municipio sevillano de Arahal, allá por el año 1975, D. Antonio Cortés Bermúdez funda Talleres Corycas S.L. dedicada a la actividad de taller de reparaciones y compraventa de vehículos agrícolas. Tras este inicio en la actividad es en 1991 cuando llega a un acuerdo con la multinacional japonesa KUBOTA para el suministro de dicha marca. Comenzando en su propio pueblo de Arahal, ampliando en el 2016 sus puntos de ventas a Lucena (Córdoba) y en el 2020 en Brenes (Sevilla).

Esta empresa cuenta con cuatro mil quinientos metros de instalaciones, con una gran exposición de todo tipo de vehículos agrícolas y maquinarias para áreas verdes tanto nuevos como de segunda mano, recambios y taller mecánico. Cuenta con instalaciones totalmente remozadas, acordes a las necesidades de espacio y adaptación corporativa conforme a los tiempos actuales»

En Talleres Corycas llevan a gala la prestación de un excelente servicio post-venta, reforzada, entre otros, por una garantía de 5 años en su maquinaria. Resulta novedoso e incluso distintivo el hecho de que la empresa ofrezca el desplazamiento al lugar donde se encuentre el cliente, acudiendo a sus propias instalaciones; muestra todo ello de un gran compromiso en la búsqueda de la total satisfacción con el servicio.

Resulta igualmente novedoso el asesoramiento al agricultor, tanto en el uso de vehículos y maquinaria, como en el de nuevas tecnologías del laboreo, desarrolladas por empresas del sector.

Cuenta con el apoyo financiero de BNP PARIBAS, una de las grandes entidades bancarias a nivel europeo y que da viabilidad a las operaciones de adquisición de maquinaria agrícola que se ofertan desde Talleres Corycas.

Hoy día, la corporación cuenta con una excelente salud y con una consolidación en el mercado más que evidente, reforzada por la sabia nueva que supone la inclusión en la empresa de los hijos de D. Antonio Cortés Bermúdez, quienes han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, respetando siempre la filosofía con la que su padre en la década de los 70 inició la andadura empresarial.

Alcanzar la satisfacción de los clientes, adaptando sus productos y servicios post-venta a las necesidades del agricultor se ha convertido en el eje principal sobre el que se sustenta toda la actividad empresarial y que indudablemente les ha servido para alcanzar altas cotas de éxito en el mercado.

Hoy vivimos un momento único, complicado y de gran incertidumbre y es en momentos como este, cuando demuestras tu gran compromiso con la sociedad. Tu concesionario Kubota también lo tiene contigo y es seguir trabajando a tu lado porque, aunque ahora estemos lejos, queremos estar más cerca. Sabemos que el campo no puede parar, nosotros tampoco lo haremos”. Talleres Corycas S.L.